Recuento mental, escrito y tarareado [2015]


Fotografía obra de VARL Photography.

Otra vez queriendo resumir un año entero en cierta cantidad de palabras. Uno dice lo que puede, lo que recuerda. Como siempre, los Recuentos ayudan a ordenar un poco. Este 2015 comenzó con un montón de metas nuevas y el deseo de cumplirlas. Muchas se realizaron, unas quedaron a medio camino, y otras que ni siquiera había pensado resultaron. En enero comenzó Elucidario 2.0 con el objetivo de compartir el talento dentro del universo web que yo me iba encontrando. En él pude hacer entrevistas fascinantes a grandes talentos, aprender de ellos y quedarme maravillado con lo que estaban logrando.


-Ella es mi caribe-



Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

-¿Encontraste la botella?

-No, ¿segura que no nos la tomamos la otra noche?

-Segura. No seas terco y busca bien.

-Siempre lo hago, solo así logré encontrarte, ¿no?

-Peatón pozificado-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Soy un transeúnte por herencia. Igual que mi abuelo y que mi papá, camino por esta ciudad aparentando recorrerla cuando en realidad es ella la que lo recorre a uno. La diferencia es que el primero lo hizo en Cali y el segundo en Caracas. A mi por suerte del destino me tocó ser peregrino en Puerto Ordaz, la incandescente.

-El amor después del amor-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Vamos a desfigurarnos la cara a punta de verdades. Yo te digo tus fallas, tus defectos y todas las veces que has sido egoísta. Tú me apuñalas con mis equivocaciones, mi complicada forma de ser y las veces que no he estado cuando lo necesitas. Pasamos a gritar para que nos escuche el mundo entero, para que incluso los ángeles en el cielo puedan entender lo que es el amor después del amor. Ya no importa nada de eso. Ya no nos importamos tampoco.

-Eso es lo bonito-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

-Por lo menos inténtatelo. Imagina una vida distinta, que no tenga este drama que se ha venido acumulando. Ábrele los brazos a lo que venga. Enfócate y manda todo al carajo. Total, puede que mueras en este momento, puede que te den un balazo en medio de los ojos o que la persona amada  te rompa el corazón, ambos casos son igual de dolorosos. Cualquier cosa puede pasar, somos vulnerables. Entonces inténtalo por lo menos. Aleja a los dolores de cabeza y a tus fantasmas, tómate  una limonada fría. La mejor parte de ser humano es aceptar nuestra humanidad. Que no somos perfectos, que realmente no nos importa serlo. Vale más soñar. Vale más mirar cerros verdes que nos inunden el alma. Y buscar al destino sin aceptar que exista realmente. Porque tú eres tu propio destino. Tú propio camino. Entonces recórrete para luego recorrer a otros. Aprender viajando por países lejanos. Tomar muchas fotos y beber algunas cervezas. Son solo consejos, son solo tonterías. Pero bien valdría la pena hacerlas antes de llegar a aceptar que esta vida es aburrida. Los aburridos somos nosotros que creemos en monotonías. Todo cambia, todo se va, todo vuelve a venir. Como la luz de un faro dando vueltas en la oscuridad nocturna del Caribe, así mismito, damos vueltas mientras nos rodean tantas vainas. La cuestión es no detenerse. Serle fiel a la idea simple del devenir. Y  en el proceso disfrutar incluso de esas sombras. Caminando de madrugada por los tejados, viendo estrellas, fumando un cigarrillo. Queriendo cambiar al mundo, luchando porque este no lo cambie a uno. Al menos no demasiado. Mientras esperamos la próxima decepción y pronosticamos que lloraremos otra vez, porque pasará, pero no todavía. Hoy es mejor intentar ser  felices. Somos alfa y omega, somos lo que nos de la gana. Por eso vivir vale la pena.

-¿Y tú quién eres?

-Ya no soy nadie, soy lo que tú quieras. Eso es lo bonito. Ahora despierta e intenta no olvidar esto. Has llevado demasiado tiempo olvidando. Pero yo confío en ti.

-Sin más ni menos-


Fotografía obra de VARL Photography.

Me falta algo. Un elemento extraño que se fue o que no apareció cuando debía.


-Luego del algo-


Fotografía obra de Naomi Valdez. Fuente original.

Había una vez un algo distinto a lo comúnmente diferente.  Podía parecer normal si te lo encontrabas en la calle  pero la verdad era que creía en fantasías e ilusiones, en emblemas de esperanza y futuro. Por eso no se rendía, seguía adelante y buscaba magia entre los rincones grises y monótonos de nuestra sociedad posmoderna.

-Más allá del drama-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

He evitado este momento a toda costa, huyendo, fingiendo demencia. Al fin estoy acá, frente a un reflejo que ya no reconozco como mío. Podría intentar decir algo que justifique la tragedia que se ha venido dando; como sea, aún no estoy condenado, no es tiempo de redactar epitafios desesperados. Mi nombre es Dante y algo debo de hacer con este infierno.

Carlos Bracho - Déjate Llevar (Vídeo Oficial)



Es un gran placer para mí el presentarles el vídeo oficial de «Déjate llevar», tema promocional del cantautor venezolano Carlos Bracho. Si ya el lyric video nos había dado una muestra de su gran talento, esta vez nos presenta una obra diferente y llena de energía. Colores, baile y frenesí nocturno son algunas de las cosas que nos trae para dejarnos con ganas de más. Algo enorgullecedor en esta producción es que fue llevada a cabo jóvenes talentos audiovisuales de nuestro país entre los cuales también se encuentra Carlos.  Director: Luis Machin; director creativo, productor ejecutivo y general: Carlos Bracho; asistencia de producción: Maria Romero Adrian Martínez y Genesis Robles;  director de fotografía: Leonard Domínguez; edición y montaje: Edgar Espinoza Luis Machin; director de arte: Francisco Young.

Escucha, disfruta y simplemente #DejateLlevar. No dejes de estar pendiente de Carlos Bracho siguiéndolo en sus redes sociales:

-Lover land-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots


Les hablaré de un momento memorable e intentaré que se transporten desde donde sea que estén hasta aquel día de julio. Piensen en una mañana soleada. Estoy en la parte de atrás de un taxi que avanza como un vector entre los demás carros. Una muchacha se encuentra acostada a lo largo del asiento y su cabeza descansa en mis piernas (es una hermosa muchacha, aunque no debemos ser vanidosos como los griegos antiguos, hay que dejar a un lado que su belleza tiene algo extraño, cautivante, mágico, para enfatizar que en realidad quizás no sea tan bonita como la concibe mi conciencia, esta se empeña en asegurar que es perfecta). Está durmiendo. Deja su protección a mi cargo. Por ello me siento el caballero más grande de este reino, de todos los reinos. Porque fíjense, uno siempre está a la espera de vivir escenas de películas. Deseamos que nuestros días tengan historias emocionantes y fantasiosas. Precisamente eso es este momento para mí. Soy protagonista de un cortometraje de amor en el que tengo al destino dormitando en mi regazo mientras exhala algunos ronquidos desde su boca de santuario. Podría sentirme como cualquier otro humano pero es imposible evitar ser feliz, declararme como un ser que ha alcanzado la gloria. Vaya tontería ¿no? Los dioses deben de estar diciendo desde las alturas: “es un humano ingenuo” o “¡qué gafo es este muchacho!”. Está bien que lo piensen, yo he trascendido más allá de su opinión. Me basta con que su mano vaya sujetando la mía regalándome calor. Alzo la mirada y me fascino aún más con esta ciudad que recorro. La ciudad sigue igual, es la vida la que ha comenzado a parecer diferente. Me dan ganas de pintar, de tomar fotos, de reír, de comer, de cantar. Cualquier cosa con tal de que sea a su lado. Lo peor es que ni siquiera tenemos algo, apenas la conocí hace pocos días y no sé ni siquiera cuál será su segundo apellido. Aun así (y al carajo los juicios acerca de esta declaración), la amo. Sí, cualquier purista de sentimientos tendrá mucho para decir. No me importa. Solo sé que en la radio suena “Yo sin ti no valgo nada” (no la canción original de Voz Veis, sino la versión de Rafael “El Pollo” Brito con C4 Trio) y siento mía cada palabra del tema. En serio, ¿Cuál será su segundo apellido? Créanme, el amor debe ser vivido como la más grande de las exageraciones y los riesgos, sin tanto pereto y dejándose caer al vacío. De lo contrario se marchitará el edén, se cerraran las puertas. Ciertamente este romance (Romance… ¡carajo! Esto es serio) también acabará algún día. Pero no esta escena. Este momento distinto a cualquier otro en mi vida se quedará grabando en esa piedra distante que es mi corazón. Seguiré viajando al pasado para vivir este milagro, para reencontrarme al amor en su forma más pura. Con una muchacha a la cual acariciarle el cabello rizado mientras un taxi nos lleva a una tierra lejana.

-Por siempre fatal-


Fotografía obra de Génesis Pérez.

Volví a escribir por miedo a mirar atrás, por ganas de huir de todo lo que me pasaba. Lo hice cuando mis alas se quemaban y caía al vacío. Después de llorar más de lo que mis ojos podían resistir y resistiendo para no llorar un poco más. Luego de perderme y olvidarme, escribí para salvar algo en medio del desastre natural que estaba azotando mi vida. Para tener calma entre tanta rabia y desespero. Para recuperar la libertad y el amor que me habían quitado.


-La terquedad de los salmones-


Fotografía obra de Efraín Rivera.

Tener esperanza llega a ser un acto de rebeldía, eso lo entendemos muy bien en Venezuela. Entre colas por comida, delincuencia a la cual esquivar, inflación desmesurada, y todas las otras cabezas de la hidra, creer en el presente y en el futuro de este país amerita oponerse al pensamiento colectivo, ese que está cansado, herido, con ganas de salir corriendo.

-Motivación desmotivada-





Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr


Sala de conferencias. 7:05 pm.

He tenido suficiente tiempo para pensar en los acontecimientos recientes. Quizás por eso es que he dejado de preguntarme qué estoy haciendo con mi vida para empezar a peguntar qué es lo que está haciendo la vida conmigo. Buenas noches señoras y señores, sean bienvenidos.


-Es que somos dramáticos-


Fotografía obra de VARL Photography.

-Tengo muchas cosas para decir y no sé por dónde empezar…

-Entonces empieza por el final.


-Ese amor-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

Al carajo la autocensura.
Hablaré de lo que quiera porque esta voz me pertenece.
Hablaré de ti porque también, de alguna forma, sigues siendo mía.
Al carajo todo lo que uno se debería callar en momentos como este.

***

-Invocación a la musa-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Estoy en la terraza de un edificio pero me concentraré en lo importante: he encontrado al fin a quien buscaba. Cómo terminé en Manhattan es una historia muy larga que no pienso contar, solo puedo disfrutar de esto que pasa ahora.

-#UnParaSiempre-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

Hoy tú estas aquí aunque no estés aquí. Por eso con pena, sonrojado y carcomido por la emoción te hablaré de amor, de este que aún tenemos.

***

-El país que será-


-Nueva sección y otras tonterías-


Bien, esto será rápido. Los últimos meses han estado cargados de cambios, de nuevas metas en desarrollo y varias dificultades también. Como ya saben, “la meta principal de este sitio es ser del agrado de cada lector que a él ingrese, para ello se mantiene un constante estado de innovación intentando siempre mejorar”. De esa forma y como un nuevo impulso generado por la necesidad de no estar fastidiado, hacer cosas nuevas y crecer, hoy nace una sección en la página cuyo nombre será “Eco”. Se tratará de presentarles una entrada ya antigua pero en formato de audio, es decir, narrada, con el fin de presentar una forma distinta de conocer esos escritos. Para ello me complace anunciar la creación del canal Café y Arepas en Youtube, en el que se publicarán las diferentes “Entradas eco” y, quizás más adelante, otro tipo de ideas audiovisuales. Estoy muy emocionado con esto así que espero que les agrade a ustedes también.

-El desertor-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Tenía 9 años cuando di mi primer beso, tenía 13 cuando me hice una cicatriz y 17 cuando me fui del país. Intento recordar ese tipo de detalles porque en mi se están derrumbando las fronteras entre la realidad y la fantasía. No sé si lo que tengo al frente será o no será, si existe o solo yo lo veo.  He sobrepasado las barreras físicas del espacio al punto en el que no puedo asegurar si estoy sentado en una plaza de Alta Vista o navego en una lanchita frente a Chimana Grande. Quizás esté en el centro de Medellín regateando algún precio o en una montaña de Mérida viendo pájaros volar. No lo sé. Ya nada es conciso, estoy en todos partes y en ninguna a la vez. Por eso intento recordar, centrarme para no perderme. Regalé algunas tarjetas de cumpleaños, me gusta el refresco y la ciencia ficción. No tuve muchas aventuras y el realizar una película  biográfica sobre mí sería un malgasto de fílmico. Bien, ser negativo funciona, supongo que  lo único que abrazamos es el poder de la autodestrucción. Pero en este punto no quiero nada de eso, ni depresión ni desconsuelo. Quiero tranquilidad para enfrentar este caos en el que seguramente me metió la ruptura con el amor de mi vida o muchos días sin metas por alcanzar. Ya tampoco debo pensar en ello. Creo que sí estoy en la plaza de Alta Vista, lo sé por los colores del atardecer, únicos, mágicos. Continúo repasando. No fui marinero, no canté en algún bar, me faltaron buenos chistes. Solo gocé de conceptos etéreos que, si bien me salvaron, posiblemente inventé. Como aceptar mi libertad y el poder volar. Lo siento, nunca volé realmente, mi imaginación parece llegar a niveles críticos. Creo que he perdido en el esfuerzo por mantenerme lúcido, estable y cuerdo. Lo único que quisiera saber ahora en el encierro que me impone este cuarto (sí, al parecer no estaba en la plaza y me volví a engañar) es el porqué de esta condición. Podría ser, como dije antes, por amor o porque desperdicié mi vida. Podría ser que soy un cobarde o un dramático. La realidad, aunque ya no esté seguro de ella, es que quizás me he transformado en un fantasma. Ya no tengo mucho que decir, porque ya tampoco estoy aquí.

«Sin embargo»



Desde Puerto Ordaz, Venezuela, es presentado el audiovisual «Sin embargo», inspirado en el poema de la talentosa Elvira Sastre y dirigido, narrado y protagonizado por John Kobritz con Legna Vivas, en el papel co-protagónico. La obra (o epifanía, como a John le gusta llamarla) se llevó a cabo en tan solo una madrugada; el resultado fue una bella propuesta cuyo argumento presenta al romance onírico tal y como es: un posible lleno de imposibles. Y es que eso es el amor, un sueño del que no deberíamos despertar. En este proyecto participaron además un grupo de buenos amigos compuesto por: Samuel Arc; Sherly Malave; Sergio Collazo y Vero León (Varl Audiovisual) quien tuvo participación como asistente de cámara. A continuación la pieza, disfrútenla:



-Nota Pre-Mortem-


Fotografía obra de VARL Photography.

Sé que moriré cualquier mañana de estas tan solo por haber aceptado tener una vida plena. Moriré joven después de todo, yo que precisamente pensaba llegar a los 124 años. Quizás exagero, sí, pero con unos 115 me hubiese conformado. Antes de que ese momento llegue y se embadurnen de vacío mis esfuerzos, quiero hablar una vez más, no como si esto fuese un testamento sino una nota pre-mortem.

«Por aquí cerca»

Esa ciudad que habita en la madrugada bajo el cuidado de las estrellas. Esa que no hemos podido conocer, que permanece oculta a la vista de todos. La que tanto anhelamos y pareciera secuestrada. Esa ciudad ha sido explorada por quien se ha lanzado a la aventura de inmortalizarla en fotografías. El espacio y tiempo: Alta Vista a las 3:00 am. El artista tras la cámara: John Kobritz, audiovisualita y romántico empedernido. Este buscó retratar la paz y el orden que solo es posible en calles solitarias. Nos ha regalado una colección de cinco imágenes llamada «Por aquí cerca» que nos recuerda la belleza misteriosa que conlleva la noche.



-Un libro de futuro-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

He venido, hermano, porque me cansé de esperar.

Ya no quiero tenerle miedo a mi propia patria.


Fashion Market Puerto Ordaz



Nuestra ciudad  es actualmente una gran generadora de talento y emprendimiento. Esto se demuestra en las diferentes propuestas que se están desarrollando y en las que está presente todo el potencial que los guayaneses poseen. Una de ellas es sin dudas Fashion Market Puerto Ordaz, una iniciativa genial enfocada al mundo de la moda, el arte y el diseño que está próxima a realizar su IV edición.

El evento se llevará a cabo los días 17 y 18 de octubre en el salón Caroní del Hotel Eurobuilding & Suites Guayana, a partir de las 10 am. Será un día lleno de cultura y entretenimiento para todo público. Contará con presentaciones en vivo, gastronomía, animación de la mano de Dubraska Gutiérrez y Garyk V, Dj Crics como Invitado especial, presentaciones de talento regional, Fashion Runway de los diseñadores presentes, rifas  sorpresas y muchas más. La entrada es gratuita.

Me llena de orgullo poder invitarlos a este tipo de eventos en los que podemos ser parte del arte y  la cultura con sello guayanés. No te pierdas la oportunidad de asistir a esta edición de Fashion Market Puerto Ordaz. 

Síguelos en sus redes sociales:

Twitter: @fashionmpzo




-Hogar de mis entrañas-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

Vivir es encontrar.  Se encuentran sitios bonitos, experiencias, cosas importantes que guardamos en alguna cajita. Nos encontramos luego de perdernos, luego de huir de nosotros mismos. En algún bar nocturno, en mediodías caribeños, en la parada del autobús. Encontramos porque así es el sistema que nos tocó. Yo, por ejemplo, volví a esta casa queriendo encontrar en ella lo que no tenía dentro. Respuestas al crucigrama de mis días, quizás, o una razón por la cual continuar luchando.

-Viviendo en el desvivo-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Es un poco irónico que sea precisamente en este punto en el que me ponga a recordar. Justo ahora que tanto me da igual, que tanto ha cambiado desde aquel pasado que aún me persigue. He sido y dejado de ser, me he roto, renacido y cambiado de carácter. Sin embargo tengo la paciencia suficiente para entablar este dialogo anacrónico conmigo mismo, mientras las estrellas giran encima de mi cama y no puedo dormir.

-Emigrando entre cruces-


Fotografía obra de Dave Mata.

Bendígame mamá porque me voy muy lejos. Allá en donde la cosa es distinta, donde no atardece igual que acá. A donde usted no pensó jamás que llegaría su legado. Bendígame mamá porque agarraré camino, porque será difícil y, sobretodo, porque tal vez nunca vuelva a verla.

-El cantar de los gallos-


Fotografía obra de Víctor Alfonso Ravago.

Nos despertamos buscando un poco de nuestra vida anterior. Esa que se ha quedado en la noche que ahora amanece, de la que nos separamos por sueños nocturnos. Nos despertamos desorientados, sintiendo que el mundo se acaba. Con algo de arrepentimiento en los hombros y desamor en las pestañas. Somos renacimiento, una promesa hacia el porvenir. Ahí, sin levantarnos aún, sentimos que nada tiene sentido, luego que todo lo tiene, para volver a creer en lo primero. Seguramente lo único seguro es que estamos despertando del pasado mismo. Que nuestra historia será diferente a partir del preciso momento en el que abrimos los ojos esa mañana. Que nada podrá detenernos. Contando con que esto pudiese ser una mentira llena de bostezos y lagañas, valdrá la pena buscar nuestras verdades matutinas. Deja de importar que la noche sea la muerte más sofisticada, el asesinato natural de nuestra conciencia fénix. Aunque despertemos con dolores de cabeza producidos por el alcohol, con ilusiones rasgadas por el tiempo inconcluso, con ganas de seguir durmiendo y romper en dos la alarma despertadora, continuaremos parándonos de la cama en búsqueda de ese destino incierto que hay más allá del límite rectangular del colchón. Puede que las cosas no tengan mucho sentido en este proceso enigmático que es despertar, pero seguimos haciéndolo, quizás porque nos agrade reencarnar, o porque no queremos quedarnos entre sábanas de olvido.

Caracas Comic Con 2015



El viernes 17 julio John Kobritz, Samuel Arc y yo emprendimos un viaje con destino a la capital para asistir a la Caracas Comic Con de este año. Luego de ocho horas de recorrido por tierra desde nuestra Puerto Ordaz y mientras disfrutábamos de los maravillosos paisajes que posee Venezuela, Caracas nos recibió para lo que sería un evento increíble. Es realmente admirable el gran empeño y dedicación que invierte el movimiento geek venezolano para (aún con todas las dificultades presentes en el país) traerle al público todo acerca de comics, películas, series, mangas, videojuegos y mucho más. Acá les dejo este vídeo que hicimos con mucho cariño y en el que les compartimos nuestra genial experiencia. PD: Les recomiendo muchísimo asistir a la Comic Con del próximo año.



-Hola al adios-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Hay adioses que son más tristes y melancólicos de lo normal. Adioses que se instalan en el recuerdo de los recuerdos, que son el desenlace de la historia, ese punto y final que nos visitará en cualquier comienzo. A los adioses, esos jodidos adioses, hoy les digo hola.

Danzas Kapüi (Fragmento)



Kapüi (que significa “luna” en idioma pemón) es una agrupación guayanesa dedicada a la danza contemporánea. Comenzó sus actividades en el 2009 y desde entonces se ha posicionado como uno de los referentes con mayor presencia en el arte regional. La pasión y destreza que demuestran sus integrantes en cada presentación es muestra no solo de un talento nato sino además de un arduo trabajo  en colectivo. Sin embargo en su puesta en escena no solo hacen gala de estos atributos, en estas buscan expresar temas de reflexión y crítica social y humana los cuales son de trascendental importancia en la Venezuela de nuestra actualidad.


-Monólogo al despecho-


Fotografía obra de VARL Photography.

Aún no puedo hacerme a la idea de que haya acabado.
Miren, un día estarán tomando café y comiendo galletas,
al siguiente el caos saldrá de la nada aullando un “terminar es lo mejor”.
Por eso estoy en este bar esta noche, es mejor que quedarme en casa con un helado.

***

Mario Heredia presenta: «Ciudad Guayana: P.O.V»

Mario Heredia es un talento guayanes inmerso en lo audiovisual, fotografías, guiones y más recientemente, photoshop. Pertenece al Grupo de Artes Visuales, iniciativa cultural en la que jóvenes desarrollan su potencial en, como el nombre indica, las artes visuales en general. Como parte de una dinámica llevada a cabo por el grupo y que tenía como punto de inspiración a Puerto Ordaz, Mario realizó la colección “Ciudad Guayana: P.O.V (Otro Punto de Vista)”. En esta edición de Elucidario 2.0, sabremos lo que compone esta obra.

Videoblogs Guayaneses - Parte II

Hace un par de meses presenté Videoblogs Guayaneses Parte I. Ahora se repite el placer con una nueva colección en la que se exponen obras de estudiantes universitarios con diferentes estilos y conceptos en este formato.  Quiero aprovechar para felicitar a todos estos futuros audiovisualistas que muestran su destreza a través del lente de una cámara y les deseo lo mejor en sus caminos profesionales. Sin más que decir, disfruten y compartan para que muchas otras personas sean testigos del talento que hay en nuestra ciudad.

-Carrera Tocoma-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

En el taller de autoayuda el instructor me mandó a escribir sobre mi vida, las cosas que me gustan, mi rutina, miedos y cosas de ese tipo. Entregué la hoja en blanco, me di media vuelta y me fui. Preferí caminar por la calle a enfrentarme a aquel rectángulo de papel. Se puede mentir uno, engañar a los demás y estafar al destino, pero no a ese rectángulo pálido y callado, es imposible. Elegí dejarme de rodeos e irme en guerra, no en paz. Elegí caminar por las aceras de esta Pompeya llena de cenizas.

Carlos Linares - Luciérnaga (Versión Ocarina del tiempo)



Desde el momento de su lanzamiento en el mes de febrero, «Luciérnaga» ha sido la canción que demuestra toda la pasión que Carlos Linares le imprime a la música. Este talentoso guayanes participó en el Festival FundArte.com presentando un repertorio cargado de energía en el que se encontraron temas de su primer disco EP como solista, material que se prepara para ser lanzado próximamente. En esta ocasión Carlos dio a conocer una «Luciérnaga» que, en compañía de Uber Silva en el teclado, fue versionada con una Ocarina del Tiempo de The Legend Of Zelda, dando como resultado una melodía increíble y llena de color. Disfruten y compartan el tema y buen ánimo que ese día se vivió en el festival.

-Los seres que somos-


Fotografía obra de VARL Photography.

Nosotros somos lo que quedó. Aquello que los años y sus efectos hirió pero que no pudo matar. Somos una nueva generación. Un mazacote de  culturas, de ideologías gritonas, golpes y vergüenza. Somos animales sintéticos buscando nido. Pero también arquetipos industriales, mecánicos, que funcionan con el hidrocarburo que esta tierra escupe.  Fuimos creados y abandonados por una civilización anterior que soñó igual que nosotros con algo distinto, con cambios sociales. Somos su resultado imperfecto, lleno de averías y fallas, pero tan insensatos como para continuar creyendo en nosotros mismos. Somos, lo admitimos, un error de la historia que busca autocorregirse.


Jorge Herrera con Rebeca Maricuto- Limosna


Me quedaría corto si digo que el Festival FundArte.com estuvo increíble. Nos reunimos en la Hostería Waipa los pasados 6 y 7 de junio para disfrutar del inmenso talento que nuestra región alberga. No obtuvimos menos que eso, sino además y en mi opinión, una dosis de esperanza. Me explico, ser testigos del despliegue artístico nos llenó de fuerzas por seguir adelante, lograr nuevas cosas y apoyar el movimiento cultural que se da en Guayana.

Pero no describiré con palabras lo que en este maravilloso evento ocurrió, será mi buen amigo John Kobritz el encargado de demostrarlo a través de su esencia audiovisual. Para ello estará la sección “Kobritz en FundArte” en la que compartiré reseñas de los vídeos que, a su vez, él vaya publicando en su canal de YouTube. Sin más que decir acá está la primera de estas obras. En ella Jorge Herrera, un fantástico músico de la ciudad, y Rebeca Maricuto, esposa del periodismo y amante del escenario, se unieron para interpretar Limosna, canción de Agustin Lara versionada por Natalia Lafourcade. Espero que la disfruten y del arte sean parte.


-Corazón de apartamento-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

Todo el desorden de este sitio. El balcón que invita. Uno se asoma para ver la noche y la noche que voltea para verlo a uno. Vuelve a la sala. Es mejor no prestar atención a los fantasmas de la cocina; ellos son recuerdos, espectros del pasado. Con un poco de valor será posible erradicarlos algún día, por ahora no, son mi única compañía. Nada que ver en la televisión, ni películas, ni noticias, ni querencias audiovisuales. Tampoco hay nada que oír en la radio. De cualquier manera esta frustración que no se iría con entretenimiento. De hecho siendo precisos no es frustración. Es la vida en este lugar. Ese punto al que se llega cuando la motivación por el destino se ha quedado atrás. Cuando ya no hay sueños, ni metas, ni ilusiones. Ese peldaño de la escalera en el que se deja de subir. Muy arriba ya deben de ir los que estaban al comienzo. Pero uno sigue varado,  amarrado, encarcelado por decisión propia. Esta condición transforma a cualquiera en naufrago, de esos que tienen mucha barba y taparrabos. Un paneo rápido al cuarto delata soledad. Otro más al comedor demuestra un ejército de arañas tejiendo su legado a este mundo.  Podría surgir la inquietud de si este es en realidad un hogar abandonado. Abandonado de tiempo e imaginación. Abandonado de canciones alegres. Abandonado de amor. El individuo es uno con su cueva, más aún si ya no se sale de ella. A pesar de todo creo que algún día saldré de nuevo, ojala que siendo distinto. Entonces sonrío, consigo el valor antes mencionado y voy a la cocina por una cerveza que esté más fría que esta madrugada. Luego vuelvo al balcón para beber en la oscuridad del silencio. Quizás mi encierro haya durado varios años, o tan solo un fin de semana de despecho. Como sea, este apartamento ya es una extensión de mi corazón.


Festival de Arte FundArte.com



Entre esas iniciativas que son dignas de todo reconocimiento se encuentra el Festival FundArte.com. FundArte es una plataforma web crowdfunding o de financiamiento colectivo que apoya e impulsa el arte venezolano al servir como puente en la recaudación de fondos a través de donaciones para los artistas que se plantean desarrollar proyectos.

Enmarcado en esta causa disfrutaremos del Festival Fundarte.com, el cual tiene como norte mostrar el talento cultural de nuestra región. En este habrá presentaciones musicales, grupos de teatro, exposición de cortometrajes, fotografía, video y pintura, grupos de danza y baile, magia, comedia y poesía. Además contará con una expoventa de artesanía, chocolatería, ropa y accesorios, pastelería, carpintería artesanal, licores artesanales, entre otros. Todo con sello guayanes 

Pues bien, no hace falta decir lo emocionado que estoy con este increíble evento que se llevará a cabo el 6 y 7 de junio. Tendrá lugar en las instalaciones de la Hostería Waipá, ubicada en el Paseo Caroní con Carrera Uchire, Manzana 3, Unare II, Puerto Ordaz. La entrada es libre así que no tienes excusa para faltar. Allá nos vemos.

Para mayor información acerca de FundArte.com visiten el sitio web el cual explica en detalle todo lo que compone tan excelente proyecto. También pueden seguirlos en @Fundarte_ve

-#ProclamaAlaCrisis-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

Mira como quedé, roto y paranoico, lleno de lamento y sin tiempo en el reloj. Con miedo, ojeras y velorios a los qué asistir.

***

Daniel Ramírez - Nunca Nadie (con John Kobritz)

Las #NochesDeMovidaCultural en Puerto Ordaz son una muestra perfecta del impulso artístico que vive la ciudad. En la noche del 21 de mayo, la presentación en íntimo del gran cantante Daniel Ramírez contó con algunos invitados que lo acompañaron en sus interpretaciones. Uno de los temas fue "Nunca Nadie" en compañía de John Kobritz, del cual resultó este vídeo con Samuel Arc en la cámara. Disfrútenlo, compartan y sean parte del talento regional.

-Es porque te quiero-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Te escribo desde la distancia de mi introspección. Estoy en la región amurallada de mi mente en la que se guardan los sentimientos hacia ti. No puedo demorar mucho, la autodefensa que se me impuso por nuestra separación ya viene en camino para detenerme. Ha detectado que he vuelto a pensarte, que te he logrado colar a través de las grietas de los pensamientos que ya no deberían estar. No me importa, necesito que sepas esto.

-Un día a la vez-


Fotografía obra de Alberto Rojas. Fuente Original: Caracas Shots

El despertar se da con esmeraldas en los ojos. Un baño, la ropa, el café mirando el amanecer. Respirar profundo el rocío del porche, venerar la supuesta seguridad que solo da el hogar. El respectivo persignar volviendo a mirar al cielo. Supone que en este se almacenan todos los sueños y las alegrías. Sonríe, sale y comienza un nuevo día de su historia entrañable.


-Superhéroe remendado-


Fotografía obra de Efraín Rivera.

Necesito aprender a volar, así podría ver la ciudad desde arriba siendo inmune a ella. Lograría hacer el amor con las nubes hasta fundirme con sus entrañas húmedas. Llegaría al país del Nunca Jamás para convertirme en un para siempre. Es una idea que llega mientras me persiguen los convencionalismos, la monotonía y las mentiras. Quiero lo imposible porque todo lo demás me es insuficiente.

-Te regalo este abril-


Fotografía obra de Efraín Rivera.

Fui a esas tiendas del centro buscando algo que pudiese gustarte. Algo que te hiciera sonreír porque simbolizase nuestros recuerdos. Por supuesto no encontré nada más que tarjetas saturadas de color y peluches aberrantes de figuras exageradas. Entendí inmediatamente que éramos distintos, que lo comprable en una vitrina no alcanzaría para ti. Preferí salir por ese presente que guardaría entre tus pestañas todo el amor de esta eternidad que compartimos.

-Hablando claro-


Fotografía obra de Génesis Pérez.

La tertulia comienza en un desayuno, sentados en la grama o en el recorrido de algún taxi, cualquier sitio es bueno para realizar el arte ancestral de una buena conversación. Hablamos de libros y de autores que ya han muerto, de ideas o teorías personales. De historia, de patrias, de hechos sociales. De cómo es mejor comerse algún postre, o en qué sitio del centro es buena la comida chatarra. También de tiempo y espacio, del significado de cada símbolo que nos desvela la existencia, de ocultismo esotérico y de cuentos de hadas. Opiniones de poesía, canciones pop y películas. En este último punto por lo general no estamos de acuerdo sobre qué tan buena es determinada trama de ciencia ficción. Pero luego la charla pasa a montañas y ríos lejanos, ciudades de Europa y comunidades indígenas de Anzoátegui y Canaima; todos son sitios que deseábamos visitar. A veces tocamos el tema de la política, aunque siempre llegamos a la conclusión unánime de que esta no  importa lo suficiente. De vez en cuando nos confesamos miedos guardados y defectos pesados que buscamos soltar. Por supuesto que no dejamos de contarnos sueños redactados en la agenda. De todo este procedimiento resulta un derroche de palabras desmedidas que solo necesitan de la imaginación para crear universos enteros. Un emisor y un receptor parloteando sinceramente, sin temor a la respuesta, sin cautela a expresarse lo que se desea, siendo libres a través del habla.

Los griegos se la pasaban todo el día hablando para encontrar la sabiduría. Yo no necesito preguntar como Sócrates ni dialogar como Platón para desvelar las verdades de este mundo a través de las conversaciones que mantengo con la interlocutora de esta cuestión, mi chica. No es solo de los argumentos expuestos, charlas o confesiones que Ella expresa de los cuales acepto estar enamorado, sino también de sus ojos de tierra fresca y besos mañaneros. Pero esa es otra historia para contar luego, por ahora continuaremos descubriendo las maravillas de la lengua, y la de las nuestras.

-Descifrando quimeras-


Fotografía obra de Juan Mattey. Fuente original Flickr

Lo no tan bueno aparece como el jinete que anúncia un nuevo tipo de apocalipsis. Anuncia que el hecho de ser humano no incluye únicamente cervezas frías y conversaciones animadas, amores, cigarrillos y canciones en bares. Es algo más grande que involucra desolación estática en la mirada. Lo no tan bueno llega y se va, la cuestión es mientras dura.