-Sonar dramático-



Fotografía obra de Génesis Pérez

No quiero sonar dramático, no quiero sonar vencido.
No quiero sonar como suenan los que se han arrepentido.


Los que ven de la misma forma, tras la misma ventana opaca.
Los que prefieren dejar de crear porque la imaginación no se les dilata.

Tampoco quiero parecer desanimado, triste o deprimido.
No tengo tiempo para esos garabatos, menos con lo que ahora vivo.

Sin que me detenga  el miedo a caminar de madrugada.
Sin que me detenga que afuera sigan lloviendo balas.

Supongo que soy ingenuo y bastante inmaduro.
Aún creo que hay gente buena a pesar de que el camino ha sido duro.

También creo en mí mismo aunque nunca lo diga.
Aunque acepte que en ocasiones la esperanza se fatiga.

Que la ilusión se me va a caminar por montes lejanos en dónde no se puede ver.
Dejándolo a uno con una velita en este país en alquiler.

Por eso a las musas hay que subirles el vestido
Para bañarse de inspiración y demostrar que este sitio no está perdido.

Sé que así será aunque el que lea no me haya creído

Pero me cansé de sonar dramático, me cansé sonar vencido.