TOP 5 de mis Trabajos Más Raros


La vida misma: Posts sobre las cosas que me van pasando. 


Bueeeenos días, espero que estés muy bien. En mi post anterior comenté que estoy comenzando en un nuevo trabajo y que me está gustando mucho. Que nuestro trabajo sea ideal no es algo que siempre podemos tener, por eso pensé en que sería buena idea hacer un TOP 5 de los trabajos más raros que he tenido hasta ahora.


5) Fingir ser mujer

Esto pasó a finales de 2018 y principios de 2019. Me contactó un cliente que tenía una página web cuya temática principal eran hábitos para una vida saludable y cosas de ese estilo. Quería que escribiese artículos para publicar en su sección de blog y bueno, hasta ahí, todo normal.


Sin embargo, en algún momento me comentó que su website tenía cierto toque distintivo. A pesar de que él era un hombre, había creado toda la identidad del sitio como si fuese una mujer su creadora y administradora.




Esta “mujer” era el personaje al que le pasaban todas las cosas que se iban contando en el blog. Su nombre era Aura María, vivía en Colombia, tenía 44 años, había sufrido de sobrepeso y esto afectó por mucho tiempo su salud. Pero gracias a la voluntad de cambiar, ahora su vida giraba en torno a lo saludable, había adelgazado y mejorado su autoestima.


Entonces, ¿qué debía hacer yo? Pues entrar en personaje -sí, como un actor- y escribir como si fuese Aura María. La experiencia fue realmente interesante, divertida y una oportunidad para ponerme en los zapatos de otra persona.

 

4) Magia y Esoterismo

Porque sí, de todo se encuentra uno en esta vida, trabajé en dos ocasiones con temas relacionados a magia y esoterismo. Ojalá hubiese sido como profesor de Hogwarts, pero no podría tener tanta suerte.


La primera vez también fue como copywriter. Una cliente me contactó porque necesitaba una gran variedad de post sobre el poder que ejercen las velas en las personas, en su energía, en sus hogares, etc.


Vela roja para el amor, vela verde para la salud, vela blanca para la protección, y todos los colores que siguen con su significado. Algo curioso es que, realmente, era una cliente exigente y me pidió investigar mucho y recoger bastante información sobre estos temas.



3) Brujería Otra Vez

En la segunda ocasión en la que trabajé en cosas relacionadas a "magia y esoterismo" me contactó nuevamente una mujer. Esta se presentaba abiertamente como especialista en energías y otros títulos que no recuerdo. Ella sabía leer la mano, las cartas, el Tarot, y por supuesto -porque no puede faltar en estos temas- conocía todo sobre amarres de amor para atraer a la persona amada.


Era una verdadera bruja 2.0, pues quería diseños de imágenes promocionales de sus servicios y más adelante invertir en publicidad en las Redes Sociales. Esto último nunca se concretó y qué bueno porque quizás no hubiese salido bien, digo, nunca he visto una promoción de “amarre de amor” en Instagram. Me limité entonces a hacer algunos diseños sobre las cosas que ella me pedía.


Estas experiencias relacionadas con “magia” fueron graciosas, aunque repito, me hubiese gustado más ganarme la vida como profesor de Defensa contra las Artes Oscuras.




2) Una página Porno

Sí, así como lees, trabajé en una página porno. De hecho, siendo más específicos, en una página especializada en porno asiático. Ahora que lo pienso, suena más exótico de lo que quizás fue ya que, por si te lo estás preguntando, no, no fue como actor o vendiendo packs. En tal caso, esa sería una gran historia para contar.


Lo que pasó fue muy distinto. Se trataba de una página que estaba apenas comenzando y necesitaba posicionar su contenido en Google, un trabajo para nada fácil en el competitivo mundo del porno. Y es que ponte a pensar, ¿Cuántas páginas porno existirán? No muchas, ¡muchísimas! Competir con ellas y “ganarles” no es cualquier cosa.


En fin, su creador era un hombre de California que básicamente requería que yo optimizara los vídeos de la página en función al posicionamiento SEO. Fue un trabajo exigente y que me tomó casi dos meses en el que tuve que ver una cantidad increíble de porno japonés, chino, filipino y de muchas otras partes. 



Este trabajo terminó porque la página porno comenzó a fallar debido a que la afectó un virus. Esto hizo que mi trabajo quedara a medias mientras que el creador trataba de solucionar los problemas. Tiempo después, sin embargo, terminó cerrándola completamente.

 

1) Videos de mis pies… (?)

Ok, este es sin dudas el título más amarillista de todos, tienen que leer toda la historia y ustedes mismos sacar sus conclusiones. En plena pandemia del Covid-19 me estaba yendo mal económicamente debido a que mi trabajo estaba cerrado… ¡YA SÉ QUE ESTÁS PENSANDO AHORA! 


Jajaja Seguro crees que vendí vídeos o fotos de mis pies porque no tenía dinero, pero no, sigue leyendo.


Se me ocurrieron ideas muy locas para generar ingresos en línea y una de ellas fue ofrecer servicios de modelo masculino. Es decir, iba a prestar mi imagen para fotografías y vídeos enfocados, principalmente, a las necesidades de marcas o empresas que requiriesen contenido sin copyright.


En este trabajo fui modelo de aplicaciones para ligar, modelo de marcas de ropa y, finalmente, modelo de cosas varias. En esta última categoría es que entra esta historia.


Me escribió alguien de Austria. No sé si era hombre o mujer, pues su usuario de contacto no lo especificaba, pero su pedido era más o menos esto: un vídeo en el que estuviese descalzo y dramatizara que me golpeaba el pie provocándome dolor.




Bueno, no les mentiré: para este punto yo dije "nada, esta vaina es una locura". ¿Qué hice? Me encantaría decir que me negué al trabajo, pero no, realicé el vídeo, lo envié y le pedí a los Dioses del Olimpo que no pidieran nada más a partir de allí.


Mis súplicas fueron escuchadas y aceptaron la entrega. Nunca supe -porque nunca quise preguntar- para qué era el vídeo exactamente. Quizás era algo muy puntual relacionado con un tema específico, o quizás, solo era alguien con fetiche de pies. Siempre estará la duda. 

 

Mi vida Laboral es una Fiesta

La verdad es que he tenido experiencias laborales muy distintas. Solo por mencionar algunas: trabajé en una Universidad, para un Salón de Belleza, para un equipo de Fútbol profesional -me encantó hacerlo-, en empresas industriales y de ingeniería, en un Casino de Juegos…


También está el tiempo en el que gané criptomonedas generando contenido creativo sobre lo que quisiera, sin dudas un sueño hecho realidad; o ese otro período en el que limpié casas porque mi novia de ese entonces iba a cumplir años y quería darle un regalo y llevarla a almorzar a un restaurante bonito.


Muchos trabajos y muy diversos, pero que me han dejado algo siempre. Quizás este TOP 5 es de las experiencias más curiosas o de plano las más raras que he tenido, pero me siento contento de que la vida me haya permitido pasar por todas ellas y que algo bueno me quedara.


Gracias a trabajar pagué la publicación de mi primer libro, y gracias también a trabajar es que ahora vivo feliz y contento luchando por más sueños.