Z




Nuestro romance fugaz nació en una navidad y no en el verano como suele ocurrirle a tanta gente. Comenzamos siendo amigos, buenos amigos, que se reunían de vez en cuando para discutir sobre las tragedias juveniles de turno. Vivíamos cerca, apenas cruzando una avenida, eso facilitaba que la visitase con frecuencia. Y con tanta frecuencia la vi que terminamos pasándonos de la línea, esa que tantos pasan y hasta borran porque cuando se es joven no se piensa con la cabeza ni con el estómago, se piensa únicamente -y si acaso- con el corazón. 

La claridad de mi luna




La claridad de mi luna es mi quinto libro. Fue escrito en el año 2017 y contiene diversas formas narrativas tales como cuentos, poesía, reflexiones, entre otros.


Fantaso





No he dormido bien últimamente. De hecho, hay noches en las que ni siquiera he podido hacerlo. Yo antes me acostaba temprano, me era difícil quedarme despierto hasta tarde. La verdad es que soy una persona alondra, de esas que funcionan mejor en las mañanas. Todo lo contrario de las personas lechuzas, es decir, las que prefieren las madrugadas y en ellas suelen ser más productivas.

Sakura




Imaginen una tarde en el Café España. Imaginen que hace frío, un frío que pareciera azul y que flota en el aire llenándolo todo como una película que ha sido colorizada en postproducción. Por último, imagínenme a mí en una mesa distante, queriendo pasar inadvertido, como quien no le debe nada al destino; y es que, de hecho, si le debo algo tampoco tengo con qué pagarle.